Teléfono: 955 29 01 53   Email: info@perrosguiadeandalucia.es   ASOCIACIÓN DE USUARIOS DE PERROS GUÍA DE ANDALUCÍA

 

Cualquiera puede vivir con un perro minusvalido

Cualquiera puede vivir con un perro minusválido alguna vez en su vida, ya que puedes adoptar un cachorro con problemas de nacimiento o a un perro adulto discapacitado que han dejado abandonado en un refugio.

En este caso, somos conscientes de los problemas que tendremos que afrontar y los conocemos. Pero a veces, vivir con un perro discapacitado no es en absoluto una opción y es que un animal puede volverse sordo con la edado debido a infecciones del oído muy graves.

Convivir con perros con discapacidad

Convivir con perros con discapacidadLa ceguera también es común en perros mayores de cierta edad, así que los perros con diabetes o enfermedades degenerativas pueden perder la vista.

 

 

 

Por supuesto, una discapacidad física también puede ocurrir en cualquier perro, cualquiera que sea su raza o edad (displasia, osteoartritis y/o tumores óseos que requieran amputación, traumatismo tras un accidente…)

En el caso de los perros con discapacidad, es absolutamente esencial trabajar con métodos positivos, sin castigos positivos ni medios coercitivos. El perro debe vivir en un clima lo más libre posible de ansiedad y crear un fuerte vínculo de confianza con su dueño.

Su educación y su aprendizaje, que en este artículo se llamará “entrenamiento“, (se nos olvida rápidamente el aspecto negativo que este término puede tener debido a los individuos que tratan de controlar y domesticar perros por la fuerza llamándolo entrenamiento), algo que debe comenzar muy temprano.

Con un cachorro o un perro adoptado recientemente, trabajaremos en la vinculación, confianza en sí mismo, autonomía, socialización y familiarización. Con un animal ya presente en el hogar en el momento de la discapacidad, intentaremos ampliar este lazo de confianza, pero trabajaremos en un nuevo aprendizaje, una nueva forma de educar a tu perro para hacerle la vida más fácil y segura.

Convivir con un perro sordo

¿Cuáles son las características especiales del perro sordo? Un perro sordo a menudo suele vigilar más, incluso podemos decir que es hiper-vigilante, más nervioso.

Puede que este tenga una mayor tendencia a reaccionar, a tener malas reacciones si se sorprende, a tener problemas para dormir, a tener hipervínculos (si su dueño es su único punto de referencia fiable en su entorno en particular).

Son perros que necesitan tranquilidad, paciencia, confianza y adaptabilidad. No se permite despertarlos por contacto táctil y acercarse a ellos desde atrás o cuando son absorbidos por una actividad.

Y es que aunque no os lo creáis, es muy común adquirir un cachorro sordo, ya que algunas razas están predispuestas a ello, como los dálmatas, Jack Russell, etc.

¿Qué herramientas pueden ayudarte?

Un collar vibrante será seguramente tu mejor aliado para atraer la atención de tu perro y comunicarse con él.

También puedes usar una linterna como un “marcador”, al igual que el botón, pero debes de saber que este tiene sus límites, así que imagínate, esto a plena luz del día no te ayudará mucho. Otra opción es elegir un perro guía y es que los perros aprenden mucho y a menudo actúan por imitación. Trabajar junto a un perro que sabe cómo hacer le animará a hacer lo mismo.

¿Cómo trabajar con un perro con sordera total?

trabajar con un perro con sordera totalMétodos positivos, por supuesto;) Es importante entender que necesitarás comunicarte con tu perro a través de gestos. Por lo tanto, tus manos no deben estar asociadas con nada peligroso, negativo o amenazante.

El perro por naturaleza tiene una gran importancia para los gestos, mímicas, posturas y/o expresiones faciales. El perro sordo será ayudado por esta naturaleza “no verbal” y es que para él, no hay necesidad de adaptarse demasiado, pero para ti, como ser humano “verbal”, será ciertamente más complicado.

El “shapping” (refuerzo de todos los pequeños comportamientos que van en la dirección de lo que se espera del perro), se utilizará tanto como sea posible para corregir los comportamientos sin usar órdenes.

Normalmente y si le enseñas, el perro te mirará cuando se lo pidas. Esta es la base de tu entrenamiento, ya que si tu perro no te mira, siempre puedes tener un buen dominio de las órdenes gestuales.

Cualquiera puede vivir con un perro minusválido alguna vez en su vida, ya que puedes adoptar un cachorro con problemas de nacimiento o a un perro adulto discapacitado que han dejado abandonado en un refugio.

En este caso, somos conscientes de los problemas que tendremos que afrontar y los conocemos. Pero a veces, vivir con un perro discapacitado no es en absoluto una opción y es que un animal puede volverse sordo con la edado debido a infecciones del oído muy graves.

ACTIVIDADES AUPGA

Detalles de contacto

AUPGA (Perros Guía de Andalucía)
c/Resolana 30, Sevilla (41002)

Email: info@perrosguiadeandalucia.es
Teléfono: 955 29 01 53

Iniciar sesión